Oración para el Espíritu del Hombre

El espíritu humano es un componente de nuestra creación que se ha entendido mal. Por esta razón, la iglesia ha sido bastante ineficiente al ministrar al espíritu del hombre. La mayor parte del ministerio que he presenciado personalmente ha atendido más al alma que al espíritu. Somos un ser de tres partes, y Dios tiene un plan para ministrar a cada parte de nosotros

(1 Tesalonicenses 5:23). Esta oración apuntará al espíritu del hombre. Es extremadamente poderoso y puede aplicarse al espíritu en un sentido general. También se puede aplicar a las siete facetas del espíritu humano individualmente. Estas siete facetas reflejan los siete dones redentores de Romanos 12: Profeta, Maestro, Exhortador, Administrador, Servidor, Dador y Misericordia. En la parte subrayada de la oración, abordará el espíritu de la persona. Por ejemplo, si fuera a hablar sobre esta oración sobre mí, diría: “espíritu de Daniel”. Para apuntar a las porciones específicas del espíritu, diría “profeta de Daniel” o “exhortador de Daniel”. Si el espíritu humano se mantiene cautivo o en una región de cautiverio, es posible que deba haber una guerra específica antes de que esta oración sea efectiva.

 

Señor Dios, te agradezco tu presencia en medio de nosotros, porque está escrito que donde dos o más están reunidos en tu nombre, tú estás en medio de nosotros. Espíritu de                         te bendigo en el nombre de Jesús. Te honro en el nombre de Jesús. Te invito a estar presente en la superficie. Espíritu de                         necesito que recuerdes algunas cosas. Eres luz de la luz, porque está escrito, las naciones vendrán a tu luz y los reyes al resplandor de tu resurrección (Isaías 60:3). Eres fuego, porque está escrito, el espíritu del hombre es la lámpara de Jehová, la cual escudriña lo más profundo del corazón (Proverbios 20:27). La Biblia dice que Jesucristo vino a bautizar en el Espíritu Santo y en fuego (Mateo 3:11), y decreto sobre ti que tu llama ahora se está mezclando con el fuego de Jesucristo. Eres aliento, porque está escrito que el Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente (Génesis 2:7). Eres ese aliento. Eres viento, porque está escrito que el viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido, más ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu (Juan 3: 8). Eres humo, porque está escrito, humo subió de su nariz, y de su boca fuego consumidor; carbones fueron por él encendidos. (Salmo 18:8). Te cargó con la fuerza y ​​la vida de Jesucristo, por su Espíritu Santo te fortalece con poder en el Hombre Interior. Señor Dios, te alabo por el espíritu de                         . Habló sobre el espíritu de                  en este momento y ordenó la eliminación inmediata de cada objeto atravesado, lanza, flecha, dispositivo de seguimiento, cadena, esposas, venda, dispositivo de náuseas y vestidura falsificadas. Llamó a el espíritu de                        para que se derrame aceite de unción sobre su cabeza en grandes cantidades. Pido que el espíritu de                         sea lavado en agua viva y ministrado el pan de vida. Pido que las llagas de Jesús se apliquen a cada herida y aflicción del espíritu de                        . Solicito la aplicación del bálsamo sanativo de Galaad, y digo que el Sol de Justicia se elevará sobre el espíritu de                        con sanidad en sus alas. Declaró que se manifiesta la luz que emana la gloria de Dios sobre el espíritu de                        y ​​pido la emisión de nuevas vestiduras de justicia en su color favorito. Gracias, Señor Dios, por la sanidad y restauración que se manifiesta en el espíritu de                       . Amén.

 

2 thoughts on “Oración para el Espíritu del Hombre”

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.